martes, 22 de enero de 2008

Madrigal

Isabel Navarro Verdú


¿Por qué en la mañana incierta,
velada en su manto de rico tisú,
por qué, dime, hermosa, no se abre tu puerta?
¿Por qué cuando el alba las flores despierta
durmiendo estás tú?.

Llamando a tu puerta diciendo está el día:
“Yo soy la alegría que ahuyenta el dolor.”
El ave te dice: “Yo soy la armonía.”
Y yo, suspirando, te digo:”Alma mía!...
¡Yo soy el amor!.

Víctor Hugo (1802-1885)


18 comentarios:

T S dijo...

hola
me encantaron tus escritos...escribes con el corazon, soy apasionada por la pintura y poesia, y tbm por el buen gusto en las palabras...en general tu pagina tiene alma.
te invito a que conozcas un poco de mis confidencias y puedas encontrar lo que perdiste en alguna esquina
saludos desde brasil

CUCHHHI dijo...

la Armonía es pasear por estas callejuelas oscurecidas por tu Arte...y saludarte

Livaex dijo...

Qué curioso, Algaire, que hayas coincidido con la misma foto que puso Trini en su último post. ¿O se pusieron de acuerdo? El poema en este caso está muy adecuado a la misma. Besos

IRIS dijo...

Preciso el poema, y la foto he de reconocer que me ha encantado, te invita a abrir esa puerta y descubrir que misterios hay detrás de ella.Una combinación maravillosa.
Un abrazo muy grande linda!

Algaire dijo...

Ts – Bienvenida a mi casa.
Me alegra que te guste mi casa pero me da la impresión de que crees que yo escribo algo de lo que aquí publico y eso no es cierto, yo me limito a publicar poemas y cuadros que a mi entender tienen algo en común, pero ni unos ni otros son obra mía.

Cuchhhi – Puedes pasear por aquí cuantas veces quieras, serás bien recibido.

Livaex – No, fue simple casualidad, quizás porque ambas apreciamos mucho los cuadros de Isabel.

Iris – Las puertas siempre tienen algo de misterioso y la de este cuadro tiene un encanto especial.

Trini dijo...

Alegría, armonía y amor...tres sentimientos a los que sería delito, cerrarles las puertas...¡qué pasen, que pasen!

Muy lindo el poema, Algaire y, del cuadro, no te digo nada:):):)

Besitos

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Hermoso despertar.
Un beso lleno de rosas.

Héctor Ojeda dijo...

Cómo capturar para siempre esos precarios momentos de armonía...?

Un abrazo.

Héctor.

Darilea dijo...

Que bello poema y el azul de la pintura precioso.
Siempre me han gustado las puertas viejas y sus aldabas guardo varias fotografías así.
Besitos.

Fusa dijo...

Otra preciosa colaboración, mis felicitaciones.
Oyeeeeeeee, el poema parece que me lo hicieron para mí, no crees?, ya sabes...

Abrazos.

Tawaki dijo...

Sin duda, hay que dejar entrar a la alegría y al amor. No vale quedarse encerrado en uno mismo.

Un abrazo.

unjubilado dijo...

Como en un libro abierto
leo de tus pupilas en el fondo.
¿A qué fingir el labio
risas que se desmienten en los ojos?

¡Llora! No te avergüences
de confesar que me has querido un poco.
¡Llora! Nadie nos mira.
Ya ves; yo soy un hombre... y también lloro.
Gustavo Adolfo Becker

Angela Teresa Grigera dijo...

Había perdido el link de este blog, lo halle gracias a un amigo, excelnte poema de Victor Hugo, y gracias por todos los otros poemas y sus imágenes tan bien escogidas.
Un saludo y ya mismos agendo el link en mis blogs

anngiels

Te dejo una invitación para cuando tengas tiempo

www.enmemoriadetuamor.blogspot.com/

fgiucich dijo...

Un clásico y hermoso poema de amor. Abrazos.

Mityu dijo...

Qué delicadeza. Echaba de menos también este refugio de la belleza.
El cuadro me parece hermosísimo, onírico, de unos azules que atrapan, con mensaje en sí mismos.

Delicioso el acompañamiento de Víctor Hugo.

Un abrazo y un beso

Algaire dijo...

Trini – :-) Se que el cuadro te gusta y es que es muy bueno.

Meigo, aprendiz de druida – Gracias por las rosas, es bueno despertar con su aroma.

Héctor Ojeda – A veces es difícil, pero hay que hacer todo lo posible por capturarlos.

Darilea – A mi también me gustan las puertas con esa pátina del tiempo y esta es preciosa.

Fusa - :-) Tal vez Victor Hugo pensó en ti al escribirlo.

Tawaki – Jaja, por lo menos la alegría.

Unjubilado – Me encanta Bécquer y esa poesía, pero difícil veo encontrarle un cuadro, si no la publicaría.

Angela Teresa Grigera – Gracias por tu visita, acepto tu invitación, pasaré en cuanto pueda.

Fgiucich – Entre los clásicos hay mucho bueno.

Mityu – Me alegra verte de nuevo por mi casa, supongo que eso significa que reabriste la tuya. Pasaré a visitarte.

Anónimo dijo...

Fuerte contraste entre la nostalgia y añoranza del escritor y la barrera fuerte y fría de la puerta azul.
La composición de la puerta y las distintas tonalidades de azul y negro ya nos indica dureza,impenetrabilidad, que puede ser más enigmática o accesible dependiendo del sentido que nos inspire la aldaba

La poesía es clara,su tema central es el que predomina en su obra: el amor erótico y sensual lleno de colorido y musicalidad.
precioso.JTH

Algaire dijo...

Jth - Francamente hiciste un buen estudio tanto del poema como del cuadro. Muchas gracias.