viernes, 12 de septiembre de 2008

Apoyas la mano

George Goodwin Kilburne (1839-1924)

Apoyas la mano
en un árbol. Las hormigas
tropiezan con ella y de detienen,
dan la vuelta, vacilan.
Es dulce tu mano. La corteza
del abedul también es dulce: dulcísimo.

Una agridulce plata otoñal sube
desde su raíz honda hasta ti misma.
Mojada por la luz sucia y filtrada,
peinada fríamente por la brisa,
te estás quedando así: cada momento
más sola, más pura, más concisa.

Ángel González (1925-2008)

14 comentarios:

Xana dijo...

Mi querido Ángel, que buen poeta...
El cuadro es una belleza. Eso es arte y no lo que quieren hacernos tragar ahora con cuatro brochazos y encima nos dicen que no entendemos, hombrepordiosssssssssss.

Abrazos con arte.

Ligia dijo...

Qué sencillez de poema y a la vez qué bello. El cuadro, como siempre el más adecuado. Abrazos

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ dijo...

Es un poema sencillo y dulce me ha gustado mucho,la pintura corde como siempre,perfecto,sublime,un placer.
Que tengas un buen fin de semana!

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Expléndido D. Angel, era de Oviedo, verdad?
Es uno de los poemas que cuanto más lo lees, más te engancha. La calma de la contemplación.
Muchos besos, Algaire.

Ogigia dijo...

Muy buena elección. Un abrazo

ángel dijo...

Gracias por este poema de mi tan admirado Ángel González. Unplacer leerlo en tu casa.



Saludos...

Marian dijo...

¡Qué te puedo decir del poema!Siento una gran debilidad por Ángel González y esa lucidez que hace parecer sencillo encontrar la palabra precisa prácticamente desnuda.
El motivo del cuadro es perfecto y como se que es una tarea muy complicada en la que el azar y una buena memoria estética juegan un gran papel, te felicito por la "casualidad".

Un abrazo

Algaire dijo...

Xana – Jaja, a mi me da igual que me digan que no entiendo, porque en realidad es verdad, ese tipo de pintura no me dice nada.

Ligia – Hay poemas que no necesitan mucha longitud para expresar muchas cosas, algunos son cortos pero muy bellos.

Hada Isol – Si, me parece que el cuadro expresa bien lo que quiere decir el poema.

Meigo, aprendiz de druida – Así es, era ovetense, :-) o carbayón, como prefieras.

Ogigia – Gracias, me alegro que te guste.

Ángel – Bienvenido a mi casa.
Me alegra que hayas pasado un buen rato.

Marian - :-) En trabajos como este de aunar poesía y pintura la casualidad juega un gran papel, a veces cuando buscas un tema te das de frente con un cuadro que habías estado buscando hace tiempo y entonces te sientes feliz.

unjubilado dijo...

Apoyas la mano en un árbol, les gusta mas y te empiezan a morder, separas la mano con rapidez y buscas algún producto anti-pulgón para fumigar el árbol, ya que seguro, las hormigas subían a ordeñar el pulgón.
- Jubi, que prosaico te has vuelto hoy.
Es que tenía uvas en la parcelita, las negras se las han comido todas, pienso en los pajarillos, las blancas están intactas probé una y el sabor no era muy dulce que digamos.

Un abrazo

Darilea dijo...

ÁngelGonzález, he leido algo de él de la mano de mi Meigo.
Preciosa pintura :-)
Disfruta de este singular duo.
http://es.youtube.com/watch?v=0p2aiuQvJaY&feature=related

Trini dijo...

Descubrí a Ángel González, poco antes de su muerte. Una amiga, Isa, me enseñ´p un poema suto y me gustó mucho, así que leí más de él y me parece un poeta maravillloso.

Besos Leo

KAMELUCHA--MELA dijo...

Verdaita que el cuadro es hermoso
y el poema muy bello y esque todo
esta en sintonia,,
siempre lindo,
besitoss

Algaire dijo...

Unjubilado - :-) Jubi, que los animalinos también tienen que comer.

Darilea – Como pasa con todos los autores, hay cosas de Ángel González que me gustan y otras no, a veces es un poco complicado.

Trini - :-) Como se suele decir, nunca es tarde para descubrir a un buen poeta.

Kamelucha-mela – Me alegra que te haya gustado, pretendo que este blog sea agradable tanto en texto como en imagen.

Trini dijo...

La belleza de la sencillez. La dulzura de un gran poeta.

Besos