sábado, 10 de enero de 2009

Manos

José Sánchez Parrales


Qué espacio milagroso el de las manos:
aman tocan retienen presienten matan
siembran
abrazan edifican acarician valoran
miden cazan impiden
se desgastan
se cierran.

Aurelio González Ovies

16 comentarios:

Carmine dijo...

Poema lleno de paralelismos asindéticos que manifiestan casi todas las acciones de las manos. Buenos poetas hay en tu tierra, Leo. Carmen.

carmensabes dijo...

Gracias por traernos este poema, me pareció magnífico, lleno de verdades y con un ritmo poético hermsoso.

Cani dijo...

Precioso poema y hermosisimo cuadro, cuanto talento al elegir esos cuadros que engrandecen hasta el poema mas humilde, y lo me refiero al de este cuadro.
Un beso

Anónimo dijo...

Hermoso texto y expresivas manos. Gracias al poeta y al pintor. Alvaro

clariana dijo...

El cuadro es de una gran belleza y la poesía no puede decir más con menos palabras, es una síntesis maravillosa. Besos y gracias por tan magnífico post.

Anónimo dijo...

Ohhhhhhhh, me encantan esas manos, parece que se salen del cuadro !!!!

Otro duo perfecto y bello.

Abrazos.

Darilea dijo...

Preciosa oda a las manos.
Besitos.

TriniReina dijo...

Cuánto poder tienen las manos.
Muy bello el cuadro y el poema.

Besos

Algaire dijo...

Carmine - :-) Es cierto, pero también los hay en el resto del país por eso es importante darlos a conocer.

Carmensabes – Es un bello poema lleno de fuerza e igual fuerza tiene ese maravilloso cuadro que me encantó en cuanto lo vi.

Cani – Procuro aunar la pintura y la poesía de forma que si un poema tiene fuerza, el cuadro debe tenerla, si un poema expresa ternura lo representado en el cuadro también, y así voy buscándoles pareja para que viajen juntos en armonía.

Alvaro – Bienvenido a mi casa.
Si, hay que darles las gracias por sus maravillosas obras.

Clariana – Me alegra que te guste porque si de muchas de las entradas estoy muy satisfecha, esta es una de ellas.

Anónimo – Me alegra que te gusten porque desde el primer momento pensé que están llenas de vida.

Darilea – Se lo merecen ya que las manos son parte muy importante del cuerpo humano.

Trini Reina – Si, tienen poder, tanto en poema como en cuadro ese poder queda reflejado.

fonsado dijo...

Con que pocas palabras se puede decir tanto, a la vez que se forma una sencilla y bella composición con la pintura.

Un abrazo.

Ogigia dijo...

Gracias por elegir este texto, me gusta. Besos

Anónimo dijo...

Preciosa elegía a las manos, visual y desde el corazon. Me conmueven ambas obras. he leido algun otro poema del autor y en verdad penetra hondo. Javier León

Algaire dijo...

Fonsado – Si, la riqueza de las palabras es grande y a veces con pocas se puede decir mucho y luego si se acompañan de una bella pintura el resultado creo que es una buena combinación.

Ogigia – Este poeta tiene muchos que merecen la pena ser dados a conocer.

Javier León – Bienvenido a mi casa.
:-) Si ya conoces la obra del poeta poco te puedo decir yo que no sepas. Me alegra que te hayan conmovido las dos obras.

unjubilado dijo...

Pablo Neruda
Déjame sueltas las manos...

DÉJAME sueltas las manos
y el corazón, déjame libre!
Deja que mis dedos corran
por los caminos de tu cuerpo.
La pasión —sangre, fuego, besos—
me incendia a llamaradas trémulas.
Ay, tú no sabes lo que es esto!

Es la tempestad de mis sentidos
doblegando la selva sensible de mis nervios.
Es la carne que grita con sus ardientes lenguas!
Es el incendio!
Y estás aquí, mujer, como un madero intacto
ahora que vuela toda mi vida hecha cenizas
hacia tu cuerpo lleno, como la noche, de astros!

Déjame libre las manos
y el corazón, déjame libre!
Yo sólo te deseo, yo sólo te deseo!
No es amor, es deseo que se agosta y se extingue,
es precipitación de furias,
acercamiento de lo imposible,
pero estás tú,
estás para dármelo todo,
y a darme lo que tienes a la tierra viniste—
como yo para contenerte,
y desearte,
y recibirte!

Abrazos

Anónimo dijo...

Algaire, es una pasada. Manos que hablan por si solas y nos miran con poesía. Gracias. Belleza pura. Sole Artime

Anónimo dijo...

Gracias por esta 'manada' de emoción. Adela Álvarez