domingo, 15 de agosto de 2010

Dice la fuente


John Sloan (1871-1951)


No se callaba la fuente,
no se callaba...

Reía,
saltaba,
charlaba... Y nadie sabía
lo que decía.

Clara, alegre, polifónica,
columnilla salomónica
perforaba
el silencio del Poniente
y, gárrula, se empinaba
para ver el sol muriente.

No se callaba la fuente.
no se callaba...

Como vena
de la noche, su barrena,
plata fría,
encogía
y estiraba...
Subía,
bajaba,
charlaba... Y nadie sabía
lo que decía.

Cuando la aurora volvía...


Manuel Machado (1874-1947)

11 comentarios:

Ligia dijo...

Me maravilla la facultad que tienes para encontrar la imagen apropiada a los poemas. Besos

Dsata dijo...

No conocia aquella pintura. Michas gracias.

Cani dijo...

Precioso el cuadro y el poema; Manuel Machado es un poeta, para mi, tristemente eclipsado por su hermano Antonio y sobre todo por las circustancias, que tiene poemas magistrales. Yo, hace poco, pude hacerme, de nuevo, con una antologia suya pues la que tenia, habia sido de mi padre, me habia desaparecido.
Gracias por traernoslo a tu espacio.
Un abrazo

TriniReina dijo...

...Seguía cantando la fuente...

No conocía este poema de Manuel Machado. Como sabes, mi Machado preferido.

Besos

Marian dijo...

Me gusta especialmente este poema de Manuel Machado. La rima es tan suave que se vuelve música y el verso corto impulsa el borboteo del agua y sus filigranas… El coro de personas que rodean la fuente no entienden su incesante parloteo alocado. El poeta hace reír a la fuente y es ese gracejo del agua lo que encandila a quienes la contemplan.
Por otra parte, te felicito. Es muy laborioso y hay que tener una sensibilidad especial para elegir un cuadro acertado que evoque una pincelada alumbrada desde la palabra.
Un abrazo

clariana dijo...

Preciosa poesía sobre la fuente y su vivacidad Es muy agradable contemplar saltar el agua de una fuente, una de las sensaciones que me gustan más.
El cuadro me ha gustado mucho. Un beso.

fgiucich dijo...

Encontrar a Manuel Machado es una bella sorpresa. Abrazos.

unjubilado dijo...

Fuente de aguas corrientes, sueños y fantasías de muchos, deseos cumplidos o no cumplidos, pero de fe y sentimientos ocultos.

Peticiones de amor, dinero o enfermedad, las monedas son sueños al aire que vuelan en son del destino de esa fuente de la felicidad.

Unos piden la vuelta de un amor que ya partió, acompañan la moneda con una margarita flor del amor...otros el dinero y la felicidad.

Pero otros son más profundos en su fe, piden por la mejoría de un pariente o la enfermedad de su corazón.

¡Oh fuente del deseo, inspiración de fantasías, sueños y “AMOR”.

Autor: Hernán R. Cornejo Véliz

Como siempre Pintura y Poesía van unidos en las manos de Algaire, ello me ha recordado la ingente cantidad de fuentes en las que arrojando unas monedas, tratas de ver cumplidos tus deseos.
Saludos

Algaire dijo...

Ligia – No es cuestión de facultad, yo diría que es paciencia y perseverancia a la hora de buscar cuadros que es lo que me resulta más difícil.

Dsata – Bienvenida a mi casa, espero que te haya gustado.

Cani – Me alegra que te haya gustado tanto el cuadro como el poema, me temo que Manuel Machado esté un poco bajo la sombra de su hermano.

TriniReina – Si, recuerdo que otra vez que puse un poema suyo me dijiste que era tu preferido.

Marian – Haces una descripción fantástica tanto del poema como del cuadro, pero claro, no es raro teniendo un alma de poeta como la tuya.

Clariana – Una fuente, al igual que un fuego son un tanto hipnotizantes, es difícil apartar la mirada de cualquiera de ellos, siempre iguales y siempre diferentes, uno jugando con el agua y el otro con las llamas.

Fgiucich – Y que lo digas, tiene poemas bellísimos.

Unjubilado – Como siempre tus aportaciones a este blog son muy interesantes, copio el poema para ampliar la colección.

A.Dulac dijo...

Manuel Machado...,fue mi primera y única expulsión de clase por decir que era un poeta más completo que su hermano ,aunque los dos me gustan y como no teníamos la misma opinión la imberbe alumna y el docente... y aún por encima en vez de callar seguí ... .
Grande la pintura grande el verso.
Un abrazo de A.Dulac

Anónimo dijo...

de qe trata este poema?