domingo, 12 de agosto de 2012

Desmedidamente


Moti Lorber


Días de verano
aprieta el calor
los trigales
están
desmedidamente
áureos
a mí
qué me importa
si yo estoy
desmedidamente
lleno
de tristeza.


12 comentarios:

unjubilado dijo...

Si yo digo que el río Ara está desmedidamente bajo y casi no lleva agua, seguro que Miguel Correas me contesta "a mi que me importa si estoy desmedidamente metido hasta el cuello en una piscina"

Senior Citizen dijo...

Yo diría que tiene mucha razón el poeta, pues muchas veces vemos un contraste entre la Naturaleza y nuestro estado de ánimo. Es lo que pasa también en primavera, cuando todo renace y florece y nosotros quizá no nos sentimos así.

Ligia dijo...

Desmedidamente... una palabra llena de rotundidad. Abrazos

Algaire dijo...

Unjubilado - :-) Pero que poco poético estás hoy.

Senior Citizen – Tienes razón, no siempre el ambiente que nos rodea influye en nuestro estado de ánimo.

Ligia – Decir desmedidamente supongo que es lo mas que se puede decir de algo.

TriniReina dijo...

Tan alta la tristeza que no se repara en la belleza. y, sin embargo, consigue provocar, versos tan hermosos.

Abrazos

Algaire dijo...

TriniReina - Grande tenía que ser su tristeza para que la belleza no le importara.

fgiucich dijo...

Poema y cuadro desdemedidamente hermosos. Abrazos.

alfonsotetuan dijo...

Bueno, Algaire, yo creo que sí, ya que en cierta medida,
cuando el verano se acerca a su fin, en los campos de trigo, en especial,
se ponen sus espigas tan doradas, como celebrando su despedida.

Estoy seguro que muchas personas se sentirán triste con su ida.



Cuando se valla el verano
y el otoño se presente:
¡Adiós campos de trigos,
hasta el verano que viene!


Un saludo.

Vandy

Adriana Alba dijo...

Un rotundo contraste, pero bellísimo.

Cariños.

Algaire dijo...

Fgiucich - Yo diría que si.

Alfonsotetuan - A saber cual era el motivo de la tristeza del poeta.

Adriana Alba - La tristeza nos puede impedir apreciar la belleza de lo que nos rodea.

Oréadas dijo...

Cuando todo es negro alrededor, hasta el sol amanece tiznado.
Besitos

Algaire dijo...

Oréadas - ¡Qué razón tienes!