sábado, 2 de agosto de 2008

La odalisca

Frederick Arthur Bridgman (1847-1928)

¿De qué sirve mi belleza,
la riqueza,
pompa, honor y majestad,
si en poder de adusto moro
gimo y lloro
por la dulce libertad?

Luenga barba y torvo ceño
tiene el dueño
que con oro me compró;
y al ver la fatal gumía
que ceñía,
de sus besos temblé yo.

¡Oh, bien hayan los cristianos,
más humanos,
que veneran una cruz,
y dan a sus nazarenas
por cadenas,
aura libres, clara luz!

Dime, mar, que me aseguras
brisas puras,
perlas y coral también
si hay linfa en su extensión larga
más amarga
que mi lloro en el harén.

¿De qué sirve mi belleza,
la riqueza,
pompa, honor y majestad,
si en poder de adusto moro
gimo y lloro
mi perdida libertad?.


Juan Arolas (1805-1849)

11 comentarios:

Ligia dijo...

Pobre odalisca, verse en un harén presa suspirando por la libertad y temiendo al que la compró... Besos

isol dijo...

LLorando su ansiada libertad,que triste poema,pero tan lleno de realidad,de 1805 y cuantas mujeres hoy en día lloran la libertad que no tienen aun sin ser odaliscas en un harém,que bella la pintura,siempre me encanta pasar por aqui,mi espiritu se eleva,mi mente se saborea de tanta belleza y cultur,de dos artes tan bellos como la poesía y la pintura,un beso buen fin de semana!

Xesca dijo...

Triste e infeliz vida, pobre odalisca verse así encerrada en vida y deseosa de su libertad la cual tal vez nunca llegue.

Siempre la unión de tus poemas a la imagen de las pinturas, por cierto muy hermosa.

Que tengas un buen fin de semana!!

KAMELUCHA--MELA dijo...

Te felicito, porque tienes gusto ,,muchoo muchiisimo al elegir..tus presentaciones..
la odalisca,,,que se hace ,,pobrecilla ..
besitosss

Xana dijo...

Fantástico cuadro y precioso poema.
Más de 2 siglos y que poco han cambiado algunas cosas....

Abrazos.

unjubilado dijo...

Poco puedo añadir, pero me recuerda una canción o poema que decía algo así: ""Aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión"
Saludos

Algaire dijo...

Ligia – Desde luego que la vida de esas mujeres no debía de ser precisamente placentera, :-) al menos a mi no me gustaría.

Isol – Es cierto que hoy en día muchas mujeres todavía no gozan de libertad y a estas alturas, en el siglo XXI, ya no debería de existir ese problema.

Xesca – Como le dije a Ligia, esa vida de odalisca no me parece nada atractiva, en verdad debía de ser como morir en vida.

Kamelucha-mela – Tenía varios cuadros con odaliscas, pero me pareció que esta reflejaba en su cara la pena de la que habla el poema.

Xana – Tienes razón, algunas no cambiaron todo lo que sería deseable.

Unjubilado – Estoy de acuerdo, las jaulas de oro no dejan de ser jaulas y la libertad es mucho mejor que cualquiera de ellas.

Ogigia dijo...

La verdad es que resulta curioso elr escate de poets que ya casi nadie recuerda...

fgiucich dijo...

Qué buena elección y combinación. Abrazos.

Trini dijo...

Y, aunque este poema se escribió hace dos siglos, siguen vigente los trites versos...

Un abrazo

Algaire dijo...

Ogigia – Procuro que haya variación tanto en poetas como en pintores, pero a veces no es fácil poder emparejarlos.

Fgiucich – Me alegra que así te parezca.

Trini – La tristeza de la falta de libertad desgraciadamente siempre está vigente.