domingo, 28 de febrero de 2010

Con tacones altos

David Shterenberg (1881-1948)

Y yo llevaba un gorro
muy moderno. Parecía
una extraña cazuela.
Unos tacones leves y muy altos.
Un abrigo atrevido.
Unos guantes y un bolso de color avellana.
Los labios y los ojos pintarrajeados.
No debía de ir mal.

Las mujeres
volvían la cabeza
para mirar la hechura del abrigo.
Los hombres….

Pero yo,
bajo la piel y aquella vestidura de comparsa,
llevaba otro ropaje de un tejido muy denso. Era de angustia.

Y añoré
mi pelo suelto, mis zapatos bajos,
mi abrigo deportivo,
mi tez morena, solamente al agua.

Tú me veías, Dios. Y cómo hablamos.
Yo te decía
que estaba muy ridícula con todo aquello.
Tú dijiste que si.
Y compartiste
el tan amargo leve movimiento
de mis labios oblicuos.


María Elvira Lacaci (1928-1997)


10 comentarios:

carmensabes dijo...

Qué bueno, ¡¡¡enorme!!!
Me encanta la pintura de David Shterenberg, tiene un toque fascinante. Pero el texto, es una joya, qué ritmo, te atrapa rápido.

Un placer querida.

Ligia dijo...

No conozco ni al pintor ni al poeta, pero me alegra que vengas de nuevo a descubrirme nuevos artistas. Besos

Balovega dijo...

Hola nuevamente...

Estelar la pintura, y la poesía que verdad, uno puedo ir muy bien vestido y sin embargo por dentro esta destrozado.

Te deseo lo mejor hoy y siempre... besitos..

unjubilado dijo...

Perfecta unión entre pintura y poesía, ambas son magníficas.
Saludos

TriniReina dijo...

Desconocía a la autora, pero ha sido todo un descubrimiento.
Mientras leía, se me ha ido cogiendo un pellizco en el pecho, algo así como si ese abrigo y esos tacones los llevara yo y pesaran demasiado.

No sé, ha sido algo extraño, que sólo me ha pasado con pocos poemas.

Besos

Fuga dijo...

Me alegra comprobar que no has perdido un ápice de buen gusto a la hora de "casar" texto e imagen.
NO sé si me gusta más el cuadro o el poema, ambos fantásticos.
Un besín.

clariana dijo...

Me ha gustado mucho la figura de la mujer, como está compuesta, el color... y la poesía encaja de maravilla, es muy bello lo que expresa. Me alegro tanto de que vuelvas a exponer estas entradas tan maravillosas... Un beso.

Algaire dijo...

Carmensabes – Me costó encontrar este cuadro, pero en cuanto lo vi supe que era el ideal para este poema.

Ligia – Para mi también ambos eran nuevos, me gusta rebuscar entre los poemas y las pinturas.

Balovega – Gracias, yo también te deseo lo mejor.
Creo que lo mas importante en una persona no es como va vestida, si no como es y como siente por dentro.

Unjubilado – Intento que siempre haya correspondencia entre ambas aunque no se si siempre lo logro.

TriniReina – Creo que es un poema que no deja indiferente pues refleja las dos partes de la persona, la que se ve y la que no se ve pero que ella siente.

Fuga – Jaja, bueno, espero que ellos no decidan por su cuenta separarse porque crean que los “casé” mal.

Clariana – Me pareció que no sólo era la figura de la mujer la que reflejaba bien el poema, si no la expresión de su cara que parece triste y angustiada.

Fran dijo...

Me han gustado mucho los poemas y pinturas de esta entrada y la anterior. Hace poco he visto una exposición de Windham Lewis (1882-1957) y se parece mucho a la pintura de David Shterenberg, pintaba el mismo tipo de retratos. Y es que son de la misma época.

Algaire dijo...

Fran - Me alegra que te haya gustado, procuro poner pinturas de distintos estilos porque creo que es bueno ampliar nuestro conocimiento.