domingo, 21 de febrero de 2010

Hoy no puedo morirme

Evelyn de Morgan (1855-1919)


Hoy no puedo morirme.
Lo siento, mas no tengo
tiempo para perderlo con tus pequeñas cosas.
He dejado inconclusas
mil emociones nuevas que no admiten demora,
ilusiones tardías que buscan en el alma
rincones donde asirse,
recuerdos que he logrado
rescatar ayer mismo de la esquiva memoria.
Aún debo mis disculpas
a varios conocidos a los que sin quererlo
herí con la torpeza de mi arrogancia altiva,
con el gesto iracundo
o la injusta palabra.
Aún debo aclarar cosas que a menudo me inquietan,
como si Dios existe
o la verdad es eterna,
si fue feliz mi vida, si mereció la pena
tribulaciones, llantos,
tanta renuncia expresa que atrás fuimos dejando.
¡Que no puedo morirme!
¡Me da igual si te empeñas!, tengo fechas pendientes.
Quiero ver como un día trepa la verde hiedra
que sembré la otra tarde a la sombra del patio.
Quiero saber si el nido del árbol de la plaza
que despobló el invierno,
se llena de gorriones allá por primavera.
Y tengo que decirle a mi mujer te quiero
más de doscientas veces,
todas las que el silencio de una manera absurda
me congeló en los labios;
y decirle a mis hijos
que es el amor quien dicta cada paso que he dado,
y saberlos felices en un mundo que luce
fanal de desencantos.
Tengo varios poemas a falta de unos versos,
un corazón que siente,
una mente que piensa,
y unos viejos oídos que esperan derretirse
cuando oigan la dulzura de la palabra abuelo.
Así que ya ves, muerte, no es el mejor momento.
Marcha y vuelve otro día,
cuando pase algún tiempo,
cuando me sienta inútil
y tenga el alma toda repleta de silencios.

Mario Martínez (1949 - )

14 comentarios:

TriniReina dijo...

Como podrás imaginar, estoy emocionada por varias cosas: éste poema que tanto dice (me dice) y me apunto, y no puedo estar más de acuerdo con cada verso... Y, sobre todo, el tenerte de vuelta y el saber que siempre hallaremos en este blog, buena poesía y excelentes pintura y, tras él, una gran amiga.

Bienhallada.
Un fuerte abrazo .

carmensabes dijo...

Me alegro verte de nuevo por aquí, siempre es emocionante la visita a tu lugar, tan lleno de sensibilidad.

Un gran abrazo

Ligia dijo...

Siempre encuentras el poema adecuado a la pintura correspondiente. Me alegra tu vuelta. Abrazos

Francisco Vila Fuentes dijo...

Es curioso pero, te echaba de menos, te echaba muchísimo de menos. Me alegra muchísimo tu vuelta. El poema lo hago mío. Mario Martinez, muy buena cosecha.
Un beso.

Balovega dijo...

Hola princesa..

Que bello es levantarse por la mañana y ver que has vuelto, me siento emocionada al leer tus bellas y sentidas palabras..

Bienvenida a casa de corazón, que tengas una muy buena semana, un abrazo y un gran besote

unjubilado dijo...

Preciosa poesía.
"cuando oigan la dulzura de la palabra abuelo.
Así que ya ves, muerte, no es el mejor momento.
Marcha y vuelve otro día"
Pese a tener tres hijos, creo que no oiré a ningún nieto mio llamarme abuelo ya que seguramente no los tendré.
Feliz reencuentro.
Un abrazo

clariana dijo...

Esta poesía me ha dejado impresionada, es un verdadero canto a la vida, a querer valorar la vida hasta el más ínfimo detalle.
Debió de ser comprensiva la muerte, ante un poema así y marchar y alejarse rápidamente. Gracias Algaire, el cuadro también es precioso. Un beso.

Esperanza dijo...

¡¡Hola Algaire!! Me alegro un montón de que estés de vuelta, espero que estés bien.

Y qué belleza la de tu regreso, es precioso el poema, muchas gracias de corazón por esta joya, y por tu vuelta.

Un abrazo muy grande,
Esperanza

leonor dijo...

Hola, Algaire.
Me ha encantado este poema sobre una persona que al final de su vida reflexiona y se da cuenta de las cuentas pendientes de su vida.
Por suerte para nosotros, este poema nos puede servir para recordarnos que aún estamos a tiempo de evitar tener esas cuentas pendientes.
Sobre la pintura, pues sobran las palabras, como dice Ligia, has encontrado la combinación perfecta entre la pintura y el poema.
Un abrazo.

Balovega dijo...

Hola princesa...

Otro besote para iluminar tu rostro... Muakksssssssss

Algaire dijo...

Me emociona comprobar que me echábais de menos y esto es algo recíproco, yo también os echaba de menos a vosotos. Espero que ahora las cosas vayan mejor y no tenga que ausentarme de nuevo.
Un fuerte abrazo y gracias por vuestro cálido recibimiento.

GUILLERMINA dijo...

Aun no puedo morirme tengo pendientes muchos cuentos y poesias que narrar a mis nietos, hacer viajes llenos de ilusiones al pais de los poetas invisibles, no puedo irme sin encontrar la armonia de mi entendimiento... no quiero irme por el amor que siento hacía mis ammigos. Tierno y emocionante poema Un abrazo Guille
Yo tardaré algún tiempo en escribir.

A.Dulac dijo...

Algaire comienzo aquí a relerte aunque no haya podido escribirte en cada una de las maravillas que has encontrado y juntado pero prefiero leer y poco a poco escribir de ahora en adelante siempre que pueda (mi gusto sería lo contrario pero...).
Deseo que la vida o lo que sea nos permita disfrutar de ese algo intangible que desprenden las artes y que tú,sirves en bandeja de plata.
Un abrazo y un biquiño muy fuerte de A.Dulac

Algaire dijo...

Guillermina .- Todos pensamos que todavía no podemos morirnos no se si porque realmente tenemos mucho que hacer o por el miedo que nos dar ir hacia lo desconocido, pero mejor no desear marcharse todavía, eso demuestra también que tenemos ganas de vivir.

A. Dulac – No te preocupes por comentar en cada entrada, este blog está creado con la intención de que el que quiera y ame la pintura y la poesía pueda disfrutar de ambas con toda tranquilidad y sin obligación ninguna de comentar, aunque cuando lo hacéis os lo agradezco pues es muy agradable sentir vuestra compañía.