sábado, 18 de septiembre de 2010

Oleajes


Paul Dougherty (1877-1947)


Como oleajes huraños,
deshechos sobre la roca,
pasan en carrera loca
sobre mi vida los años.
Como los viejos castaños,
firmes de tronco y ramajes;
como entre espumas salvajes
la roca heroica y erguida,
como esa roca es mi vida.
No importan los oleajes.


Alfonso Camín (1890-1982)

12 comentarios:

Ligia dijo...

Cuánta razón tiene el poema. Los años pasan en una pura carrera. Besos

unjubilado dijo...

Perfecta unión entre pintura y poesía.
Buscando a Paul Dougherty he encontrado una galería de pinturas de muy diversos artistas, pulsando en ellas se ven a mayor tamaño y da los datos de esa pintura.
El enlace es este.
Un saludo

TriniReina dijo...

No, no importan las olas que nos zarandeen, sino el ímpetu con el que desde ellas nos levantamos.

Besos

Cani dijo...

!Siempre el mar¡ moviendonos a su antojo, bravo o manso, pero siempre atrayente.
!que grande "nuestro" poeta¡.
Un abrazo

Fuga dijo...

Breve pero intenso, me encanta, con tu permiso me lo llevo a mi face ;-)
Besinos.

fgiucich dijo...

Siempre que me acerco al mar, busco las escolleras que tienen para mí una belleza cargada de espuma. La pintura, magnífica y el poema también. Abrazos.

Algaire dijo...

Ligia – Y que lo digas, pasan tan deprisa que ni los ves, :-)sólo los notas.

Unjubilado – Como siempre tengo que darte las gracias, viene bien tener a mano unas cuantas páginas de arte.

TriniReina – :-) Es cierto, pero a veces son demasiadas olas zarandeándonos.

Cani – Si, es grande, tengo un montón de pequeños poemas suyos con posibilidad de cuadro.

Fuga – Tienes mi permiso y seguro que si el autor pudiera dártelo también lo haría.

Fgiucich – El romper de las olas contra las rocas puedes estar mirándolo tiempo y tiempo y no te cansa.

Oréadas dijo...

No importa la fuerza del oleaje si nos dejamos llevar por la corriente.
Un beso

Algaire dijo...

Oréadas - Siempre y cuando el oleaje no nos aplaste contra las rocas.

clariana dijo...

Algaire, qué bella esa poesía y qué significado tan precioso que tiene, comparando nuestra vida y la resistencia a los años con la roca, con el castaño, como para que extraigamos una enseñanza de ello. El cuadro lo refleja muy bien. Un abrazo.

Algaire dijo...

Clariana - Me alegro que te haya gustado, yo también creo que tiene un gran significado en la comparación con la vida.

A.Dulac dijo...

Esas olas y eses mares bramantes modelan al ser humano , aunque en ocasiones (las más...) demasiado duramente.
Buena conjunción entre poema y pintura.
Un biquiño de A.Dulac y gracias.