domingo, 10 de julio de 2011

Hablemos


Ramón Casas (1866-1932)


Si quieres nos sentamos un momento
delante de un café sin amarguras
y hablamos evitando las posturas
que fueron del amor impedimento.

Conversemos así, sin más intento
que no abrir al rencor nuevas fisuras,
ni repartirnos culpas de rupturas
que hicieron naufragar el casamiento.

Tú tienes tu vivir y yo he podido
arrancarme la daga de tristeza
que clavara en mi suerte tan mal paso.

Hablemos sin reproches de lo ido,
pues bulle en mi interior la cruel certeza
de conocer la causa del fracaso.

Hicimos de hablar un bien escaso.


12 comentarios:

Ligia dijo...

Una conversación se hace necesaria en muchos momentos de nuestra vida, aparte de comentar si llueve o no. Abrazos

Senior Citizen dijo...

Siempre me ha gustado la pintura de Ramón Casas que, además, tiene una obra muy extensa y variada.

TriniReina dijo...

Esta pintura me encanta, siempre me ha inspirado. Me alegro de que la hayas traído aquí y, el poema, le va muy bien.

Sí, la comunicación que decrece con más rapidez de lo que avanzan los años...

Besos

Algaire dijo...

Ligia – Muchas veces surgen problemas por la falta de comunicación, por callar cuando en realidad sería necesario explicarse bien y si no se hace así, cuando se decide uno a hablar puede que ya sea demasiado tarde.

Senior Citizen – Tienes razón en su extensa obra tiene cuadros muy diferentes, es un pintor que merece la pena conocer.

TriniReina – Me pareció que este cuadro acompañaría muy bien al poema, se respira en él como un silencio un tanto tenso que existe antes de empezar a hablar de algo que se cayó mucho tiempo.

clariana dijo...

¡Hola Algaire!
Ese cuadro creo que refleja muy bien lo que intenta comunicarnos el poeta.
A veces llevar años de convivencia agría un poco la relación, y supone un esfuerzo intentar ver que la decadencia es mutua, que no sólo te ha fallado la otra persona, sino que tú también tienes algo que ver en ello.
A veces, el cansancio, los nervios, el trabajo, nos disparan ante un contratiempo y decimos lo que no tendríamos que haber dicho nunca.
Un abrazo y buen domingo.

fgiucich dijo...

Una conversación más que difícil. La pintura, hermosa. Abrazos.

Marian dijo...

No siempre los silencios son reveladores. La actitud de los personajes del cuadro reflejan muy bien que pese a las buenas intenciones no pueden evitar las poses que impiden comunicarse.

Algaire dijo...

Clariana – Supongo que cuando entre dos personas no hay comunicación no es culpa sólo de una y además esos silencios cuanto más tiempo pasa mas difíciles son de resolver si es que se resuelven alguna vez.

Fgiucich – Si, difícil es querer empezar una conversación sobre un tema que se silenció mucho tiempo.

Marian – Los silencios son a veces muy reveladores precisamente de esa incapacidad de comunicarse que supongo que lleva implícita una falta de confianza mutua.

Balovega dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Balovega dijo...

Hola y buenas noches..

La llegada de las vacaciones es una oportunidad para vivir de modo diferente al resto del año.

Es necesario que disfrutemos, descansemos y compartamos con la familia este período vacacional y hacerlo como la ocasión para practicar el ocio en familia.

besotes y buen verano

unjubilado dijo...

En una conversación no solamente hay que hablar, otra cosa muy importante es escuchar.
La pintura y el poema preciosos.
Saludos

Oréadas dijo...

La rutina y la falta de comunicación mata el amor.
Un besito