domingo, 17 de julio de 2011

Volverán las oscuras golondrinas


Aurelio Tolosa y Alsina (1861-1938)


Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán;
pero aquellas que el vuelo refrenaban,
tu hermosura y mi dicha al contemplar;
aquellas que aprendieron nuestros nombres,
esas… ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde, aún más hermosas,
sus flores se abrirán;
pero aquellas cuajadas de rocío,
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer, como lágrimas del día…
esas…¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón, de su profundo sueño
tal vez despertará;
pero mudo y absorto y de rodillas,
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…, desengáñate:
¡así no te querrán!


Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870)

10 comentarios:

unjubilado dijo...

Me ha gustado el cuadro, el poema lo se de memoria y una anécdota que me ocurrió la puedes leer aquí.
Al principio pensaba que era una golondrina, luego por un comentario que me hicieron reconocí que era un vencejo, nos despiertan en verano con sus chillidos y sus rápidos desplazamientos, volando por toda la urbanización.
Un abrazo

TriniReina dijo...

Esta vez me gusta más el poema que el cuadro, siendo ambos maravillosos.

Todo el que ama piensa que como él nadie amará...

Besos

clariana dijo...

¡Hola Algaire!
Preciosa poesía, que envuelve a las alegres y revoloteadoras golondrinas con los recuerdos de un enamorado, que con precisión los va describiendo.
Muy bello el cuadro también, me apunto el nombre del pintor.
Un abrazo y buen domingo.

Senior Citizen dijo...

Las golondrinas son casi los únicos pájaros que yo identifico cuando vuelan, pues tienen sus alas una forma característica que las distingue de todos, esa forma curvada que se puede apreciar en el cuadro, en el dibujo de Jubi y aquí.

Algaire dijo...

Unjubilado – Como te dije en el comentario, pobre golondrina o si era un vencejo, pobre vencejo, no se esperan esas trampas de las que algunos no saben escapar.

TriniReina – El poema es un clásico ¿quién no lo habrá leído más de una vez?

Clariana – Encontré otros cuadros de golondrinas, pero este me pareció el más apropiado.

Senior Citizen – Tienes razón, las golondrinas son bastante fáciles de identificar, cosa no muy fácil con otras aves.

fgiucich dijo...

Una de las rimas más hermosas de Gustavo Adolfo Bécquer. Excelente elección!!! Abrazos.

Balovega dijo...

Hola

La amistad ayuda tanto,
la amistad nunca se va,
es sentimiento perenne,
que nos ayuda a respirar.

Feliz día de la amistad.. besitos

Ligia dijo...

Yo, como El Jubi, me sé de memoria el poema, como casi todos los de Bécquer que me aprendí en mi época juvenil romántica. Abrazos

Algaire dijo...

Fgiucich – Al menos creo que es la más conocida.

Balovega – Feliz para ti también.

Ligia – Yo creo que este lo habremos aprendido todos en un momento de nuestra vida, aunque con el paso del tiempo quizás ya no seamos capaces de recitarlo entero, al menos yo.

Fuga dijo...

Me has llevado años atrás...Bécquer es uno de mis primeros poetas, quizá mi afición a la poesía se la deba a él, llegué a aprender de memoria sus rimas, qué años!!!
Abrazo poético.