sábado, 1 de septiembre de 2007

La cántiga de les llárimes

Anne François Louis Janmot (1814-1892)


En la cobil, que tá enllena
d’ escoridá y de mugor,
hay un neñín y una pena,
hay una má y un dolor.
Son pena y dolor abondos
los que entren en ’a cobil,
siempre muy grandes, muy fondos
y con el mesmu prefil.
El neñu, lloramicando,
ta siempre co ´l mesmu afán
-Ay, má…!- solluta dacuando-
teno fame, queyo pan….!
Y ya la má aburuxada
apiértalu escontra ’l sen,
y non i arrespuende nada,
y lloramica tamién….

El neñu, famientu u quiera,
fo un mozu de perdición;
toa la cobil u ñaciera,
teníala ’nel corazón.
El semó fuebu ’nos eros
a puntu ya de coyer,
y él atopó en los senderos
muncha sangre que verter.
Y fó tan mala so zuna,
que ainda muertu tres sofrir,
non hebo rosa denguna
que lu quixera cobrir….!

Viólu un anxelín en vuelu,
viólu y entrugói entós:
-Y tú qué lleves al cielu
pa disculpate con Dios…?
Tou abruyau en so espantu,
faloi como creminal:
-Llevo de mal non sé cuantu,
llevo cien fechos de mal…!
De bien en todes miós güelles
ni un solu rispiu surdió;
embaxu de les estrelles,
non hay gañín como yo….!
-Peru enxamás dio to vía
daqué de llume quiciás…?
Y enllenu de coruxía,
cuntoi el mozu:
Enxamás…!
Y entós el ánxel:
_Vo al mundiu,
tu aspera, buscaré yo…..
Y como en un arreflundiu,
él vieno al mundio, y golvió.
Golvió con una fortuna
de gotines d ’alborá;
más que sol y más que lluna,
más que fuebu y más que ná….
Y el ánxel dioi les gotines,
y dixoi al mozu asín:
-Son todes les llarimines
que erramaste de niñín….!

Constantino Cabal (1877-1967)

10 comentarios:

Marian dijo...

¡Qué tierno es el poema! No se me había ocurrido pensar que las gotas de rocío fueran ese tesoro que nos recuerda las lágrimas inocentes.
El cuadro es muy apropiado.
Un besín

Darilea dijo...

Bellísimo poema, como la imagen que lo acompaña,coincido con Mirian
esta lleno de ternura.
Besos y mil gracias :-)
Me alegro de que hallas abierto los comentarios.
Pd: No me olvido de las fotografías de la Naturaleza.
Darilea

Poetiza dijo...

Que bellas imagenes, que lindos poemas. Saludos.

Livaex dijo...

Muy lindo el poema. Yo también me alegro de que hayas abierto los comentarios. Un saludo. Ligia

Trini dijo...

Hola Algaire, no sabes como me alegra entrar aquí y ver que has abierto los comentarios. Ya te dije que esta blog me parecía maravillosa y que era una lástima que no la conociera más gente.

Como siempre, la relación poema- pintura es exquisita.

besos muchos

Algaire dijo...

Marian - Este poema siempre me gustó mucho por la gran ternura que encierra y lo puse porque aunque no está en castellano, creo que se entiende bien.

Darilea - Quería abrir comentarios el jueves cuando "regresara" Leodegundia, pero al probar que funcinara y ver que quedó bien no me atreví a volver a quitarlo.

Espero tus fotografías para el otro blog.

Poetiza - Me alegra que te guste y espero que vuelvas por aquí.

Livaex - :-)) No creí que fuera a tener tanto éxito lo de abrir los comentarios teniendo en cuenta de que no avisé a nadie, pero me alegro por ello porque me reencuentro con gente a la que ya conocía y conozco gente nueva.

Trini - Como acabo de decirle a Ligia, fue una sorpresa para mi ver cuanta gente pone comentarios sin haber avisado a nadie. Me alegra verte por aquí. Espero que la poesía de hoy la hayas entendido bien, si hay alguna frase o palabra que no entiendas me lo dices y te mando la traducción.

Anónimo dijo...

Pero ocurrió cierto día,
sin saber como ni cuando,
que mientras el mozo reía
la niña estaba llorando.
¿Qué sucedió entre los dos
de la noche a la mañana?
Misterios del alma humana.

Autor:
Antonio Rodríguez Espinosa, maestro de Federico G.Lorca

Me ha encantado tu blog.2 besines de Licinia01

Algaire dijo...

Anónimo - Me alegra que te haya gustado este nuevo blog.
Gracias por tu comentario poético.

Fusa dijo...

Una gozada leer poemas en nuestra lengua, me encantaaaa

Abrazos.

Algaire dijo...

Fusa - Pues tranquila, que es el primero pero no será el último.