miércoles, 5 de septiembre de 2007

Mikhail Garmash (1969- )

La arena se enreda bajo mis pies
mientras la marea vuelve de sal
los impulsos del corazón, la luna
trae y lleva a placer la espuma que
moja mi piel.

La noche está calma y serena
envolviendo de suave brisa
mis ganas, mientras el pensamiento
anda sonámbulo por entre las caracolas
vacías que tropiezan como mis deseos.

Las yemas de los dedos forman
letras ilegibles sobre el suelo arenoso
que el mar me ofrece, como si de
una hoja inmensa se tratara, borrando
con su oleaje el nombre que mis labios
guardan en secreto.

Azul

13 comentarios:

Trini dijo...

Un corazón al dulce vaivén de las mareas y ese nombre que sólo pueden cantar las olas...

Precioso poema de Azul. Y la pintura más de lo mismo.

Besitos

Algaire dijo...

Trini - Si, es un bello poema con el que Azul quiso colaborar.

fgiucich dijo...

Un delicioso poema salpicado por los recuerdos que se arremolinan en la costa del mar. Abrazos.

Ogigia dijo...

leo el blog aunque no diga nada....

Algaire dijo...

Fgiucich - Bienvenido a mi casa.
Es posible que ya hubieras leído este poema de Azul, ella me lo cedió como colaboración a este blog.

Ogigia - No tienes por que decir nada, lo único que pretendo con este blog es que se pueda disfrutar tando de los poemas como de las pinturas. De todas formas me alegra saber que vienes de visita.

Livaex dijo...

Qué bien se siente uno caminando descalzo por la arena de una playa, con el mar bañando tus pies y un nombre llegando a tu mente... Y si lo pudieras gritar, mejor. Muy lindo el poema. Un abrazo

Algaire dijo...

Livaex - Es cierto, caminar por la orilla de la playa sobre todo si está vacía, es muy relajante y te permite pensar.

Noa- dijo...

Eres un genio combinando letras y pintura.

Un abrazo

Algaire dijo...

Noa - No será tanto, pero me encanta leer los poemas y luego buscar un cuadro que refleje la esencia del texto.

IRIS dijo...

Que comentar..., pues que hay gente que lleva el arte en sus venas y que sepa transmitirlo como tu haces es un don que no todos tienen. Gracias por compartirlo!

Algaire dijo...

Iris - Lo único que pretendo es dar a conocer tanto los poemas como los cuadros, pero como verás ni unos ni otros son obras mías ¡qué más quisiera yo!.

Marian dijo...

Gracias... por tu atención con la palabra, por el tiempo que le dedicas, por la sensibilidad que atesoras y compartes.
Tanto el cuadro como el poema de Azul son para disfrutar acompasadamente... como este domingo radiante que está tocando a su fin.
Un abrazo

Algaire dijo...

Marian - Gracias a ti por tu visita y por tener siempre esas palabras amables que logran hacerme sentir que mi trabajo es valorado.
Estoy muy contenta con las colaboraciones que tanto Azul, como tú y algunas más hacéis a este blog.