lunes, 10 de marzo de 2008

El colibrí

Edward Aldrich (1965- )



Sobre la flor de los naranjos crece,
Y en ronda queda o revolando aprisa,
en el dorado estambre se divisa
el colibrí, que tiembla y resplandece.

Con zumbo suave en derredor se mece
simulando el suspiro de la brisa;
en la llama del cámbulo se irisa
y en la verdura del nopal florece.

El sol, la miel, el voluptuoso anhelo
prestan vigor a sus volubles alas;
es un tributo de la tierra al cielo.

Tal el poeta en su girar de abeja:
en frágil haz de refulgentes galas
toda la luz de la creación refleja.


Víctor M. Londoño (1870-1936)

12 comentarios:

Mityu dijo...

Un respiro entre humos grises de ciudad, un recuerdo al placentero pasar de antes, que permitía la detención de un colibrí bailando con la verde planta de la naturaleza que les ramificó a los dos.

Un bello momento estético, una pequeña sutileza de la verdad.

Abrazos

Darilea dijo...

Bellísimo poema, me gusta su musicalidad.
Besitos

Trini dijo...

Un soneto bellisimo que se complementa magnificamente con el cuadro y la belleza de los colibris, esas aves tan delicadas y hermosas.

Besos

Livaex dijo...

Muy lindo el poema y la pintura de los colibríes preciosa. Besos

unjubilado dijo...

Muy bonito el poema.
Aquí te dejo otro de el mismo autor.

POEMA AL NIÑO JESÚS
Vino para los hombres la paz de las alturas,
y en el mezquino establo, corona de un alcor,
tras angustiosa noche de maternas torturas,
Jesús cayó en la tierra, débil como una flor.

Música de las cosas alegró las oscuras
bóvedas del pesebre, y en un himno de amor
adoraron al niño las humildes criaturas:
un asno con su aliento, con su flauta un pastor.

Después, los adivinos de comarcas remotas
ofrendárosle mirra, y en sus lenguas ignotas
al pequeño llamaron Príncipe de Salem.

Mientras en el Oriente con pestañeos vagos
dulcemente brillaba la estrella de los magos,
los corderos miraban hacia Jerusalén.

Preciosa imagen.
Saludos

Marian dijo...

Sí, tal vez el poeta recrea con un aleteo vertical como el del colobrí.
No me canso de destacar lo que tiene de dedicación a la palabra y de gusto estético estos encajes de bolillos que propicias en este espacio.Gracias.
Un besín

Hot Woman dijo...

Es raro ver un colibrí, y cuando tenemos la oportunidad es encantador verlo con su peculiar vuelo.
Un beso

IRIS dijo...

Yo nunca ví un Colibrí, y la verdad sería una maravilla ver uno, me parecen preciosos, al igual que tu maravillosa combinación de poesía y pintura!! Precioso!
Un abrazo muy grande linda!

Ogigia dijo...

Bello soneto...

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

MI querida Algaire, a mi se me acaban los calificativos. Contigo, advenedizo que soy a la poesia, aprendo y descubro cada dia cosas mas hermosas.
Un beso.

Fusa dijo...

Me encanta ese colibrí !!!, hace poco me enteré que es el único que vuela hacia atrás, curioso no??

Abrazos.

RAQUEL dijo...

mUY LINDAS POESÍAS, EL COLIBRÍ SIEMPRE ALETEANDO PARA LIBAR EL NECTAR DE LAS FLORES, TAN DELICADOS Y APARENTEMENTE FRÁGILES
NO ME CANZO DE MIRAR LOS QUE VIENEN A MI JARDIN.
mUY BELLO BLOG
UN ABRAZO .