domingo, 25 de septiembre de 2011

Soneto enamorado


James Eddie (1916-2002)


Dulce como el arroyo soñoliento,
mansa como la lluvia distraída,
pura como la rosa florecida
y próxima y lejana como el viento.

Esta mujer que siente lo que siento
y está sangrando por mi propia herida,
tiene la forma justa de mi vida
y la medida de mi pensamiento.

Cuando me quejo, es ella mi querella;
y cuando callo, mi silencio es ella;
y cuando canto, es ella mi canción.

Cuando confío, es ella la confianza;
y cuando espero, es ella la esperanza;
y cuando vivo, es ella el corazón.

Francisco Luis Bernárdez (1900-1978)

12 comentarios:

Senior Citizen dijo...

Debe ser muy afortunada la mujer que se sepa inspiradora de poemas así.

TriniReina dijo...

Ella es el todo, el complemento, la savia de él.

Es precioso el soneto. Esta vez me gustan más los versos que la pintura.

Besos

Ligia dijo...

Una musa inspiradora de un soneto lleno de amor. Abrazos

Algaire dijo...

Senior Citizen – Desde luego que si, pero me temo que no son muchas las que reciben un homenaje como este.

TriniReina – Elegí esa pintura porque esa mujer refleja alegría y bondad en su cara, no quería que fuese joven y bella pues en el poema se le da más importancia a su forma de ser, dulce, comprensiva, la compañera ideal y creo que eso se refleja en su mirada.

Ligia – Tiene que representar mucho una persona para que alguien escriba este bello poema pensando en ella.

fgiucich dijo...

Un bello poema y una hermosa mirada. Abrazos.

Algaire dijo...

Fgiucich - Es un bello poema lleno de amor.

rosa dijo...

Bello poema y bellísimo retrato.

unjubilado dijo...

Amor unitivo

Tan unidas están nuestras cabezas
y tan atados nuestros corazones,
ya concertadas las inclinaciones
y confundidas las naturalezas,
que nuestros argumentos y razones
y nuestras alegrías y tristezas
están jugando al ajedrez con piezas
iguales en color y proporciones.

En el tablero de la vida vemos
empeñados a dos que conocemos,
a pesar de que no diferenciamos,
En un juego amoroso que sabemos
sin ganador, porque los dos perdemos,
ni perdedor, porque los dos ganamos.
Del mismo poeta argentino.

clariana dijo...

La expresión de bondad y alegría de este rostro, armoniza muy bien con las palabras del poeta. Bien podía ser una mujer así la inspiradora de tan bella poesía.
Un beso.

Oréadas dijo...

El amor destila versos así de bellos.
Besitos

Algaire dijo...

Rosa – También a mi me lo parecen.

Unjubilado – Gracias de nuevo, lo incluiré en mi carpeta de los que esperan cuadro.

Clariana – Pienso como tú, cuando vi ese cuadro me gustó muchísimo la expresión que tiene de alegría, complicidad, bondad, serenidad…, en fin, un conjunto que muy bien podría corresponder con el poema.

Oréadas – Creo que es el sentimiento que más inspira a los poetas.

A.Dulac dijo...

El poema me inspira el casi fin de una vida y lo acumulado en ella donde uno son ya parte indisoluble del otro.
La pintura refleja calma y melancolía, me produce ternura y tristeza.

Un abrazo de A.Dulac