domingo, 2 de octubre de 2011

Hombre de camino


Gustave Caillebotte (1848-1894)


Ni castillo, ni hogar, ni residencia;
soy hombre de camino.
No solitario, aun cuando en ocasiones
nadie venga conmigo.
Amo la compañía, si apropiada;
por convicción, jamás por compromiso.
Aborrezco la táctica, el proyecto,
por todo lo que tienen de ficticio,
y sólo a lo informal, lo inesperado,
tiendo la mano, me encomiendo y vibro.
Rechazo el sí que encubre sus intentos
bajo disfraz de no, recurso indigno.
Mis juegos son de cartas descubiertas,
palabra franca, sin enfoque ambiguo.
A flor de piel se me desborda el alma,
y la desnudo frente al juego limpio.
Los años me han lavado
de acosos y prejuicios.
Mi compañera debe ser directa,
flecha en la diana, intento rectilíneo.
Mas no todas lo entienden,
perdiéndose en grotescos laberintos.
Por eso en mi sendero,
que no va a parte alguna, yo, encendido,
quemo lo que me resta de la vida;
podré ir solo, mas nunca fugitivo
de sombras, de temores,
de desfallecimientos, o de olvidos.
No miro atrás, que no es recuperable;
ni adelante tampoco, vaticinios.
Donde mi pie descalzo deja huella,
ese es el mundo que me abraza y vivo.
No tengo tiempo que perder, soy dueño
de un instante no más. ¿Vienes conmigo?



10 comentarios:

TriniReina dijo...

Así expuesto, quién va a negarse a acompañarlo en ese camino?

Me gusta Caillebotte, mas no conocía esta hermosa pintura.
El poema también me ha gustado.

Besos y buenos caminos

Ligia dijo...

Vivir cada momento del camino... Esa debe ser la filosofía. Abrazos

Senior Citizen dijo...

Una verdad muy grande: que más vale estar solo que mal acompañado....

Algaire dijo...

TriniReina – Yo dudé de que la pintura fuera de él porque me parecía un poco diferente de los cuadros que yo conocía, pero parece ser que si es suyo, aunque yo sigo teniendo dudas.

Ligia – Si, vivir cada momento del camino y procurando hacerlo en paz y buena compañía a ser posible, si no preferiblemente en soledad.

Senior Citizen – Eso no lo dudes, la soledad no siempre es tan mala, todo depende de con que la compares.

Oréadas dijo...

El poema me ha gustado muchísimo.
:-) y la pintura por supuesto.
Besitos

fgiucich dijo...

Un caballero andante, sin duda alguna. Ambas cosas (píntura y poema) muy buenos. Abrazos.

Algaire dijo...

Oréadas – Me alegra que ambas cosas te hayan gustado.

Fgiucich – Buena apreciación.

unjubilado dijo...

Al leer el poema, lo primero que he pensado es lo que ha comentado Senior Citizen, pero también la soledad se puede dar rodeado de personas.
Un saludo

clariana dijo...

¡Hola Algaire!
Muy bello cuadro de Gustave Caillebotte, pintor impresionista que me encanta, a pesar de que aún no lo he puesto en mi blog.
Hoy la poesía me ha conmovido, pensando en cuántas personas habrá en esas condiciones y que probablemente con lo poco que consigan son más felices que muchos que están en mejor situación que la suya.
Esta persona vivirá más o vivirá menos, pero sabe vivir con intensidad el instante.
Un beso y feliz día.

Algaire dijo...

Unjubilado – Por supuesto que la soledad se puede sentir estando rodeado de personas y te puedo asegurar que esa es la peor soledad de todas.

Clariana – Seguro que no tardará Caillebotte en formar parte de los artistas de tu blog y seguro que aprenderé algo mas sobre él pues tus artículos son muy completos.
Al menos la persona del poema sabe vivir en soledad, sin rechazar la compañía por supuesto, pero quiere una compañía especial y de no ser así prefiere caminar solo.