domingo, 30 de octubre de 2011

Alma perdida


Rusty Harden


¡Durante toda la noche el ruiseñor lloró,
gimió, rezó, gritó perdidamente!
alma de ruiseñor, alma de gente,
¡tú eres, tal vez, alguien que falleció!

Tú eres, tal vez, un sueño que pasó,
que se fundió en el dolor, dulcemente…
¡Tal vez seas el alma, alma doliente
de alguien que quiso amar y nunca amó!

Toda la noche lloraste…y yo también lloré
quizás porque, al oírte, adiviné
¡que nadie hay más triste que nosotros dos!

Dijiste tantas cosas a la noche calma,
¡que yo pensé que tú eras mi alma
que estuviese llorando perdida en tu voz!...


Florbela Espanca (1894-1930)

13 comentarios:

Ligia dijo...

Es un poema muy lindo el que nos traes de esta "alma atormentada". Abrazos

Senior Citizen dijo...

En "El rincón de Leodegundia" nos dices que José Carlos Fernández es el autor de su biografía, pero ¿es también traductor de su poesía? Pues eso es muy importante en un poema escrito en otra lengua.

TriniReina dijo...

No me extrañaría que así fuera. La tristeza tiene el de de contagiarnos.

Besos

Algaire dijo...

Ligia – Triste pero hermoso diría yo.

Senior Citizen – Así parece. José Carlos Fernández vive desde hace años en Portugal. Es escritor y a parte de este libro que yo sepa tiene otros dos “Córdoba eterna” y “El viaje iniciático de Hipatia” que voy a intentar localizar.

TriniReina – Es cierto, cuando se lee poesía triste parece que algo se nos pega de esa teristeza.

fgiucich dijo...

Cuànta pena pendiendo de una rama. Abrazos.

clariana dijo...

¡Hola Algaire!
Como en algunos cuentos o como en las creencias en la reencarnación de los budistas...
Qué hermoso el poema... y ese canto y esa tristeza por un ser amado...
El cuadro me ha encantado, tendría que verlo Javier.
Un beso y buen día de "Todos Santos" y de "Todos Difuntos."

RosaMaría dijo...

Cuánta belleza aún en el dolor que expresa! Hermoso poema. Un abrazo.

Algaire dijo...

Fgiucich – Si, demasiada.

Clariana – Supongo que la pena le hace a uno identificarse con el que sufre y en este caso la poetisa se identificó con el ruiseñor.

RosaMaría – De la tristeza y la pena suelen salir muy bellos poemas.

unjubilado dijo...

Me ha gustado la poesía y he buscado por tratar de oírla en portugués, aquí está.

Algaire dijo...

Unjubilado - No te puedes imaginar lo que me prestó escuchar el poema en portugués porque además lo fui siguiendo con la lectura del libro ya que trae los poemas en los dos idiomas.
Gracias Jubi.

Oréadas dijo...

Que bonito este poema, quiero pensar que el alma perdida siempre halla la luz al final del camino.
Besitos :-)

Fran dijo...

Me gusta encontrar este poema después de que nos hayas dado a conocer a la autora.

Algaire dijo...

Oréadas – Es de desear que sea así.

Fran – A mi me pareció muy interesante la vida y la obra de esta mujer.