domingo, 9 de octubre de 2011

¡Ay, viento!


Jean Baptiste Camille Corot (1796-1875)


Pasa el viento en un agrio carcajear
y áspero pasa y pasa cual demente,
y está mi alma trágica y doliente,
no sabe si reír o si llorar.

Viento de triste voz, viento gimiente,
viento que de mí ríes sin cesar,
y que ríes del mundo y del mar.
¡Cómo tu voz tortura así a la gente!.

Es mejor que tú llores, pobre amigo,
y que desahogues tu dolor conmigo.
No rías, pues, que el viento da sus llantos.

¡Qué bien conozco, amigo, esa tu suerte:
tener el pecho frío cual la muerte,
y en torno nuestro oír risas y cantos!.


Florbela Espanca (1894-1930)

11 comentarios:

TriniReina dijo...

Es muy hermoso el soneto. No conocía a esta poeta, cosa que remediaré en breve.

La estrofa final es de las que llegan y traspasan, acaso, porque todos hemos vivido, en ciertos momentos, esa sensación.

Besos

Senior Citizen dijo...

Yo tampoco conocía este poema ni a su autora, pero el cuadro de Corot es muy representativo de su obra.

Algaire dijo...

TriniReina - Para mi también fue una novedad. Es una escritora portuguesa que tuvo una vida muy difícil durante la cual intentó suicidarse en dos ocasiones, y a la tercera lo consiguió, eligiendo precisamente para hacerlo el día de su cumpleaños.

Senior Citizen - El cuadro de Corot se titula "Le coup de vent" por eso me pareció muy apropiado.

clariana dijo...

Uno de los fenómenos de la Naturaleza que más me inquieta es el viento, sobretodo cuando es fuerte, me contagia un nerviosismo...
Cuando es suave y camino por la calle es como una carícia.
Muy bello el cuadro de Corot y la poesía que lo acompaña.
Un beso y buen domingo.

Algaire dijo...

Clariana - A mi tampoco me gusta el viento, es peligroso e inquietante. La brisa ya es otra cosa, como tu dices es como una caricia.
Me alegra que te hayan gustado poema y cuadro.

unjubilado dijo...

Como siempre preciosa unión de la pintura y la poesía.
El soplo del viento (Le Coup du Vent) de Corot me recuerda muchos árboles que hay en las afueras de Zaragoza torcidos de manera permanente como consecuencia del Cierzo que los azota casi constantemente.

Algaire dijo...

Unjubilado - Parece mentira que en algunas zonas el viento es tan fuerte y persistente que los árboles crecen torcidos.

rosa dijo...

Un cuadro precioso, y representa muy bien a la poesía.

Marian dijo...

El viento del poema y el de la pintura aúllan con la misma intensidad. No podemos descifrar los ecos dementes que pugnan por doblegar la copa de los árboles … Pero asusta, en el poema, la fuerza incontrolada de lo que más miedo da, ese sufrimiento que gime dentro de nosotros mismos… como una bestia sospechosa.
Un besín

Algaire dijo...

Rosa – Eso me pareció cuando lo elegí.

Marian – Leyendo la biografía de esta poetisa se comprende el dolor que desprende en sus poemas. Algunas personas que vidas mas complicadas y extrañas tuvieron.

fgiucich dijo...

Esa relación poética entre el viento y alma siempre me ha gustado. Abrazos.